Guerra en Mercedes

En la competición del mundo del motor es conocido por todos las disputas y tensiones que existen entre los pilotos que comparten box.

Independientemente de que tratemos con pilotos de moto o coche, ellos tienen claro que a pesar de compartir el mismo material, la misma telemetría, mismos colores, etc, el primer objetivo es ser mejor que tu compañero de box, el referente de la marca y del equipo que apuesta por tí.

Es tarea complicada para un Jefe de Equipo saber gestionar esta parte de su trabajo. Habitualmente se trabaja con deportistas jóvenes, con gran pundonor y ansia de victoria, en la mayoría de los casos muy famosos y ricos. La madurez del piloto es fundamental, pero un chaval con veinti pocos años con una cuenta corriente que se asemeja a muchos futbolistas es difícil llevarlo por el camino de serenidad.

En definitiva algo que ha pasado desde siempre pero que se ha acentuado más en la actualidad, bien sea por las redes sociales, donde uno es su propio Jefe de Prensa y donde en muchas ocasiones ciertos comentarios sin el asesoramiento de un profesional te pueden dejar fuera de la carrera o de la competición.

Pues ha sido en Austria y en el box de Mercedes, donde se ha producido la guerra, y donde a pesar de todos los esfuerzos que se hagan desde la cúpula del gigante alemán para minimizar esta batalla, no tenemos que olvidar que ya está creada, y que es muy complicado que por lo menos durante esta temporada o mientras que el alemán y el inglés compartan box se disuelva.

Tarde o temprano tenía que ocurrir, no por nada, sino porque ocurre en todos los garages, porque la rivalidad entre los pilotos que visten los mismos colores está ahí, porque mantener el buen rollo cuando te "peleas" con tu compañero es muy difícil o prácticamente imposible.

Si además a todo esto le sumamos que estamos hablando del equipo a batir por el resto de la parrilla, donde el que se descuelga tiene más opciones de abandonar el box la temporada que viene y por un sin fin de consecuencias, es si me permitís, lógico que ocurra y no ha llegado muy pronto, han sabido ser unos profesionales los pilotos, han sabido gestionar desde el equipo este fenómeno o porque no ha surgido hasta ahora.

Un adelantamiento en el Red Bull Ring este fin de semana ha propiciado que el Alemán Nico Rosberg haya sido sancionado de cara al Gran Premio de Silverstone, la próxima cita de la F1.

Además de ser "el damnificado" y que su compañero ganara al carrera y se acercara en la clasificación provisonal del campeonato salir en posiciones retrasadas en una carrera te penaliza por muchos motivos, lo pirmero la distancia con respecto a los que parten en las posiciones primeras, por la dificultad de adelantar que ya tiene de por sí la Fórmula 1 y por supuesto por la nueva estrategia que se debe de plantear para minimizar los riesgos.

En cualquier caso importante carrera y a priori bastante emocionante la que nos espera en Inglaterra.


Nos vemos en Silverstone!!!

Comentarios

Los comentarios pueden estar moderados si contienen contenido inapropiado.
Aviso: tu comentario se publicará de forma anónima. Accede a tu cuenta para enviar el comentario con tu nombre.

0 Comentarios

No hay comentarios

Autor del artículo:

jorge_villaverde_perez

Jorge
Villaverde Pérez