Primera victoria de Mercedes de la mano de Hamilton

Complicada carrera en China empezando una dura carrera en mojado y finalizando en seco. Condiciones duras para poder marcar una estrategia de carrera previa.   El dominio de Mercedes en las últimas temporadas se vio eclipsada en la primera carrera de este 2017 en Australia con la victoria de Vettel y Ferrari. El alemán ya dio dotes de estar a la altura de los campeones como ocurría en temporadas pasadas cuando la fábrica italiana dominaba este deporte con otro alemán, Michael.   Pero en China el tricampeón del mundo, Hamilton supo marcar su territorio y conseguir su primer objetivo de la temporada, ganar.                                                       Una carrera complicada que a lo largo de la misma acorralaba al inglés o le mostraba su mejor cara.   Muchos personajes sobresalieron en el duro Gran Premio, Verstappen que arrancaba 17 supo dosificar y emplear su talento acompañado de la suerte consiguiendo cerrar el podium.  Todo el mundo conoce la dificultad de adelantar en una carrera de Fórmula 1, y aunque nunca hay que tirar la toalla, adelantar 14 posiciones en carrera parece misión imposible. Siguiendo con las menciones también tenemos que mencionar a otro gran piloto, en este caso nuestro compatriota Carlos Sainz, que aplicó talento e inteligencia firmando un valiosísimo séptimo puesto. Por su parte Fernando Alonso del que desafortunadamente ahora se habla más de los problemas de su monoplaza que del talento del español rozó el milagro.
 

El más listo en el inicio de la prueba fue Carlos Sanz, que dentro del caos que se presentaba en Shanghai supo acertar en el primer montaje de neumáticos. Todos los pilotos montaron neumáticos intermedios debido a las condiciones de la pista, por el contrario el español, apostaba fuerte montando gomas súperblandas, unos compuestos que todos sabemos que acompañan mucho más al agárre y por lo tanto a poder ir más rápido pero con una durabilidad infinitamente menor.

Hamilton se quedaba, pero la entrada del Safety Car después de que Giovinazzi sufriera un accidente, igualaron a los pilotos y propició que el británico recuperase el terreno perdido.

A partir de aquí, el gigante fabricante alemán asumía el estatus de rival a batir, para muchos puede ser una posición complicada, pero para los ingenieros de Mercedes es un plus como ya nos han brindado en muchas ocasiones.

En esta posición de control Mercedes la supo controlar perfectamente, primero ante un fantástico Ricciardo, posteriormente ante el joven Verstappen, que no se cansó de dar espectáculo durante todo el Gran Premio hasta que se situó en los primeros puestos de cabeza. Your ultimo con el ganador en Australia y su bala roja, Vettel.

Los ingenieros de Mercedes optaron por mantener a sus pilotos en pista a pesar de ver que la estrategia de los demás equipos era entrar en pit lane y cambiar neumáticos.

Vettel conocía que su máximo rival en China no había entrado y él tenía gomas suficientes para poder atacar con la garantía de que los neumáticos le acompañarían en los envites. Pero no, todo el mundo pensaba que a partir de este momento Vettel sería más rápido, pero Hamilton recuperaba el tiempo perdido.                                        El británico sabía que no tenía gomas y cuando se quejaba por radio de esta situación, firmaba vuelta rápida. Algo incongruente pero que en Shanghai se corroboró en varias ocasiones.

Y al baile de espectáculos tenemos que sumar además de los citados anteriormente, a Carlos Sainz, quien ha demostrado que no solo es listo a la hora de elegir los compuestos para salir en una carrera donde cualquier elección de neumáticos podía ser catastrófica, sino que además mantuvo un ritmo de carrera inexplicable para muchos al ver cómo estaba el trazado.

Aunque finalizará séptimo, para muchos que no sepan lo duro que estar ahí en este deporte, es una magnífica posición que le colocan no sólo en una buena posición en la clasificación general, sino que muchos Jefes de Equipos, de esos equipos que ganan carreras e incluso mundiales, se fijan en él. Todos conocemos que el talento es un ingrediente fundamental para poder sentarse en los mejores monoplazas.

De Fernando Alonso tenemos que hacer nuevamente una mención especial, el asturiano ha dado todo una vez más para mantener el coche en pista, rodó en la zona de los puntos durante toda la carrera, defendiendo los envites de Bottas, Sainz e incluso Pérez, que no pudo sobrepasar al español.

El McLaren sigue sin estar a la altura de un coche de Fórmula 1. A pesar de todo hay que agradecer que Fernando está subido en él y sin desmerecer a nadie sino estuviera, qué pasaría?.


Mientras que reflexionamos nos vamos de viaje.


Nos vemos en Barehim!!!


Comentarios

Los comentarios pueden estar moderados si contienen contenido inapropiado.
Aviso: tu comentario se publicará de forma anónima. Accede a tu cuenta para enviar el comentario con tu nombre.

0 Comentarios

No hay comentarios

Autor del artículo:

jorge_villaverde_perez

Jorge
Villaverde Pérez